¿Las candidaturas mundialista de 2018 y 2022 debieron ser revocadas?

, , Leave a comment

Foto: Rubén Gutiérrez

Desde la primera Copa del Mundo, celebrada en Uruguay en 1930, hasta la que se llevó a cabo en Brasil en el 2014, 15 han sido los países que han albergado dicha competición. México, Alemania, Italia y Brasil son los únicos cuatro que han sido anfitriones en dos ocasiones. La Copa del Mundo de 2002 es la única, hasta el momento, que se disputó en dos países distintos, Corea y Japón.

En sus inicios, el país anfitrión era elegido de forma distinta a la actual. Uruguay fue el anfitrión de la primera edición debido a que todos los demás países que se había postulado decidieron retirar su candidatura. Italia, en 1934, fue elegida de la misma forma, gracias a que Suecia, el otro contendiente, también retiró su candidatura a favor de Italia. La de 1938 en Francia fue la primera edición en la que el anfitrión se decidió por votaciones; Francia obtuvo 19, Argentina 4 y la Alemania Nazi, cero.

Debido a la Segunda Guerra Mundial, de 1942 a 1950 se suspendió la competición, reanudándose nuevamente en Brasil en 1950.

Proceso actual de selección

Albergar un Mundial de Futbol de la FIFA es cada vez un reto más grande para el país anfitrión, o los países anfitriones si es una Copa del Mundo en conjunto. Muchos son los requisitos que pide la FIFA para que un país albergue la competición más importante a nivel selecciones. Algunos de ellos son los siguientes:

1)    Contar con el respaldo absoluto del gobierno en todas las actividades.

2)    Obviamente, es necesaria la infraestructura adecuada y el país debe estar en condiciones de ofrecer doce estadios modernos con una capacidad mínima de 40.000 espectadores para partidos de primera fase y de 80.000 para la inauguración y la final. Además se deben cumplir otros aspectos como techo para las tribunas, palcos VIP y una amplia zona para prensa.

3)    El país debe contar una economía y sociedad estable, esto para asegurarse de que el campeonato se desarrollará con comodidad y sin contratiempos.

4)    Se debe asegurar calidad además de en los estadios, en las zonas de entrenamientos para selecciones y los centros de prensa.

5)    Un punto muy importante, y debido a la cantidad de turismo que se recibe, es que las ciudades que sean sedes de partidos deben tener una infraestructura hotelera de alta calidad y disponible para delegaciones deportivas y turistas. En los acuerdos que hace la FIFA con el país esta es una de las prioridades.

6)    Se toma en cuenta también la experiencia del país como organizador de campeonatos deportivos (no necesariamente fútbol) e igualmente se valora la vinculación del país mismo con el deporte, así se tiene una idea del nivel de respuesta de la gente en el país.

7)    Para conseguir el voto a favor, es fundamental la red de atención médica disponible para delegaciones y viajeros. Tomando en cuenta la cercanía con los estadios y hoteles más concurridos.

8)    El país postulante debe trazar un presupuesto estimado y presentarlo ante la FIFA, con proyecciones económicas como el número de entradas que se venderán.

9)    La seguridad también es un aspecto clave, y la FIFA es bastante rigurosa en este punto, es por ello que los países se esfuerzan en reforzar su seguridad desde años antes del evento.

10)La infraestructura de comunicaciones es vital para el mundial por las mareas de prensa que se reciben y su necesidad de conectarse para sus despachos. Es por ello que se precisa conexiones de alta tecnología (TV, Internet) y la FIFA igualmente solicita que el país posea por lo menos un satélite, para que el mundial llegue a todas partes del mundo.

Las elecciones de Rusia 2018 y Catar 2022

Para la Copa del Mundo del 2018, fueron cuatro candidaturas las postuladas: Rusia, España y Portugal en conjunto, Bélgica y Países Bajos en candidatura compuesta, e Inglaterra. El 2 de diciembre de 2010, el Comité Ejecutivo de la FIFA eligió a Rusia como la sede para el Mundial 2018, al obtener el primer lugar con 13 votos a favor. En la misma convención de la FIFA en diciembre de 2010, Catar resultó elegida como la sede de la Copa del Mundo en 2022, venciendo 14 votos a 8 a Estados Unidos en la cuarta vuelta de las votaciones.

Tres semanas antes de la reunión del Consejo Ejecutivo de la FIFA en Zúrich para elegir las sedes de 2018 y 2022, la misma Federación suspendió a dos miembros de la Junta Ejecutiva, Reynald Temarii y Amos Adamu, por presuntos culpables de haber ofrecido sobornos a cambio de obtener votos a favor de sus candidaturas.

El 24 de julio de 2011, Mohammed Bin Hammam, quien fuera el presidente de la Confederación de Asia y uno de los 24 miembros del Comité Ejecutivo de la FIFA, fue suspendido de por vida de la Federación debido a su intento de soborno a Jack Warner durante su campaña para ser el nuevo presidente.

Un año después de la suspensión de Mohammed, Michael García fue seleccionado como comisionado para llevar a cabo una investigación de las candidaturas mundialista de 2018 y 2022 por corrupción. Estas medidas de investigación se acordaron después de que muchos miembros de FIFA y de las diferentes Confederaciones fueron señalados por corrupción.

Dos años más tarde, el 31 de mayo de 2014, después de meses de investigaciones, el Sunday Times reveló que Bin Hammam utilizó fondos ilícitos para la candidatura de Qatar 2022. “El vicepresidente qatarí de la FIFA, el organismo rector del fútbol mundial, utilizó fondos secretos para hacer docenas de pagos por un total de más de 5 millones de dólares a altos funcionarios de fútbol para crear una corriente de apoyo para el plan de Qatar de tomar al fútbol mundial por sorpresa”.

El 5 de junio de 2014, el expresidente de la UEFA y miembro de la Junta Ejecutiva de la FIFA, Michel Platini, negó las acusaciones que revelaban que se había reunido con Mohammed Bin Hammam y otros directivos de los en la residencia de quien en ese momento era el presidente de la República Francesa, Nicolas Sarkozy. Un año más tarde, el Platini aceptó que la reunión se llevó a cabo un mes antes de las votaciones.

Tras 18 meses de trabajo y después de haber realizado entrevistas a 75 testigos, según la agencia de información Reuters, el en ese momento jefe de investigación ética Michael García envío a la FIFA un informe de más de 400 páginas. El máximo organismo del futbol publicó un resumen de menos de 50 hojas del mismo, por medio del entonces juez de ética de la FIFA, Hans-Joachim Eckert, quien dijo que las pruebas entregadas por García no eran suficientes para reabrir el proceso de licitación.

Un mes más tarde, a causa de que no se publicó el informe completo y que simplemente se tergiversó la información recabada durante su año y medio de trabajo, Michael García decidió presentar la renuncia a su cargo como presidente de la cámara de investigación del Comité de Ética de la FIFA, declarando que “ningún comité independiente de gobernanza, investigador o panel de arbitraje puede cambiar la cultura de una organización”.

El 27 de mayo de 2015, el Departamento de Justicia de Estados Unidos junto con el FBI y la agencia tributaria, iniciaron una acción legal en contra de nueve directivos de la FIFA y cinco empresarios implicados en una trama de corrupción que duró más de 20 años. Loretta Lynch, fiscal encargada de dirigir la operación de investigación y arresto, declaró que “se trataba de una trama corrupta con raíces profundas, que operó de manera sistemática durante al menos dos generaciones. Los acusados abusaron de su poder y posición de confianza para hacerse con millones de dólares en sobornos y a través del chantaje”, según el diario español El País.

Según el mismo periódico español, “el Ministerio Público de la Confederación Helvética ha abierto un proceso penal contra desconocidos, cuya identidad no ha sido revelada, por sospechas de gestión desleal y de lavado de dinero en relación con la elección de las sedes del Mundial de Fútbol de 2018 y 2022”. Así mismo, “agentes de la FIFA recabaron documentos y datos electrónicos de la sede principal de la FIFA en Zúrich”, esto último de acuerdo a un comunicado publicado por la misma institución.

El 28 de octubre de 2015, tras haber perdido las elecciones presidenciales de la FIFA y haber sido suspendido, Joseph Blatter declaró a una agencia de noticias rusa que ambas votaciones, las de la Copa del Mundo de 2018 y la del 2022 estaban arregladas. “En 2010 tuvimos una discusión sobre la Copa del Mundo, y después llegamos a una doble conclusión. Acordamos que Rusia se quedaría con un Mundial porque nunca se ha jugado ahí, en Europa del este, y para el torneo de 2022 regresaríamos a América. Así tendríamos el Mundial en dos de los poderes políticos más grandes. Todo salió bien, hasta que Sarkozy entró a la junta con el príncipe de Qatar, quien ahora dirige a todo el país. Después del almuerzo, Sarkozy dijo que sería buena idea llevar la Copa del Mundo a Qatar. Esto cambió todo el patrón”.

El 27 de junio de 2017, la FIFA decidió publicar el Informe García de manera íntegra debido a las filtraciones que el periódico alemán Bild había revelado.

Foto: Youtube

¿Qué sucederá con Catar 2022?

Según el diario deportivo español Mundo Deportivo, en una nota publicada a principios de febrero de 2018, Turki Al-Sheikh, ministro del deporte de Arabia Saudita, una vez que finalicé la Copa del Mundo de Rusia 2018, la FIFA sostendrá una reunión para decidir si revoca o no la decisión de que Catar sea el país anfitrión del Mundial en el 2022.

La guerra política y social que se vive entre el país saudí, apoyado por Egipto y diversos países del golfo, en contra de Catar en los últimos meses del año pasado y durante este 2018, es lo que podría llegar a afectar el desarrollo de la Copa del Mundo en Catar. Sin embargo, “fuentes de todo crédito de la FIFA han desmentido las declaraciones de Turki Al-Sheik, confirmando la celebración de la Copa del mundo de 2022 en Catar”.

Carolina Weigend, ex jugadora de futbol del Tec de Monterrey y actual periodista deportiva en Imagen Televisión, comentó en entrevista que “la Copa del Mundo de Rusia y la de Catar debieron de realizarse en otro sitio”, sobre todo después de lo que el Informe García develó. Sin embargo, al igual que como dijo Michael García en su momento, “es muy difícil cambiar la cultura de una organización”.

 

Referencias:

Conn, David (2017) Michael Garcia’s Fifa report eases Russia and Qatar World Cup fears. Publicado el 27 de junio de 2017 en el sitio web de The Guardian. Consultado en https://www.theguardian.com/football/2017/jun/27/fifa-secret-report-world-cup-2022-leaked

BBC Sport (2017) World Cup 2022: Claims of corruption in Qatar bid published in Germany. Publicado el 27 de junio de 2017 en el sitio we de BBC Sports. Consultado en https://www.bbc.com/sport/football/40412928

Gordon, Aaron (2017) Lo que sabemos de los casos de corrupción en las candidatura mundialista de 2018 y 2022. Publicado el 27 de junio de 2017 en el sitio web Vice Sports. Consultado en https://sports.vice.com/es_mx/article/3kzxzv/lo-que-sabemos-de-los-casos-de-corrupcion-en-las-candidaturas-mundialistas-de-2018-y-2022

FIFA (S.F.) Procedimiento de candidatura. Publicado en el sitio web de la FIFA. Consultado en http://es.fifa.com/governance/competition-organisation/bidding-process.html

 

 

Leave a Reply