Contaminación por plásticos

, , Leave a comment

Por Kathleen Domínguez y Samantha Dalaí

La contaminación es un tema recurrente en la agenda política mundial. Existen organismos que buscan proteger lo que queda por salvar del planeta. En base a ello se han generado políticas y organizaciones mundiales como la CINU (Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible), la cumbre sobre el Clima de París (COP21) entre otras.

Sin embargo, como consumidores de plásticos nos llegamos a preguntar ¿qué impacto tiene la polución generada por plásticos?, no es raro encontrar en las calles botellas de refresco, bolsas y más artículos de plástico en las calles. Suelen ser los más comunes de encontrar.

Por ello en esta investigación, se busca que la gente vea el impacto que tiene la basura plástica en la polución. Esto analizando distintos puntos de vista que irán desde los efectos ambientales que provoca la generación de plásticos hasta las posibles alternativas que se podrían desarrollar para evitar que se convierta en un problema más grande y poder combatirlo.

 

El nacimiento del plástico

Desde el descubrimiento de los primeros plásticos a mediados del siglo XIX, la industria se desarrolló rápidamente. Lo curioso del desarrollo de estos materiales es que hasta 1830 no se había empezado a investigar como crear sintéticos variados de elementos naturales, a diferencia de otros artículos como la madera, el plástico fue de los primeros generados por el hombre y que hasta la fecha se ha explotado en diferentes maneras.

El desarrollo del plástico pasó por distintas etapas, la primera se enfocó más que nada en investigación e implementación. Al ser una tecnología nueva para la gente de 1830 era necesario que se investigará lo más que se pudiera y después poco a poco ir generando distintos artículos en base a ello.

La mayoría de los avances y descubrimientos que tuvieron los plásticos se dan luego de la Segunda Guerra Mundial ya que los países se veían obligados a generar nuevos tipos de plástico al quedarse sin las materias primas que otros países como Japón y Alemania suministraban para la creación de los ya conocidos. Tras la SGM el crecimiento de la industria creció de manera acelerada.

Actualmente el consumo de plásticos ha crecido considerablemente debido al precio que tiene en el mercado. Las empresas prefieren pagar poco dinero por plástico sintético que por otro tipo de materiales de origen natural. Es esto lo que nos lleva al  punto de la contaminación. La combinación del crecimiento del consumo sumada a la falta de educación ambiental que se tiene generan problemas que afectan a la población, principalmente en temporada de lluvias.

Tan sólo en México se producen cerca de 5 millones de plásticos al año, estos se dividen en distintos usos como para envases (48%), construcciones (11%), eléctrico (6%), muebles (4%), automotriz (4%), Industrial (2%) y agrícola e industria médica  (1%) cada una de acuerdo con información de la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (Anipac).

 

Problemas medioambientales

El principal problema de los plásticos es que al estar compuestos por polímeros y moléculas de gran tamaño el tiempo que tardan en degradarse varía dependiendo del plástico que se hable, en México existen cerca de 2000 diferentes tipos de plásticos, algunos de ellos tardan hasta 1000 años en degradarse por completo. A nivel mundial se estima que se acumulan hasta 25 millones de toneladas de plásticos cada año y que estas pueden permanecer inalterables hasta por 100 años.

Al descomponerse un plástico lo primero que hace es destruirse en pequeñas partículas, estas terminan en distintos lugares como lo ríos, mares y el suelo. Las playas y los océanos que se han analizado han demostrado que contienen distintas cantidades de microplásticos en la arena, esto quiere decir que durante mucho tiempo la arena ha estado contaminada con fragmentos de plásticos que no podemos ver, sumado a los que sí se ven y contaminan también de manera visual las playas. De igual manera se ha demostrado que en los giros oceánicos más importantes se encuentran más fragmentos de plástico, de aproximadamente 2mm, que plancton que es el principal alimento de los animales acuáticos.

Otro de los efectos de los plásticos afecta a la gran mayoría de los animales del planeta. En redes sociales se han generado campañas para evitar que las personas tiren popotes al mar, esto tras un vídeo que causó diferentes reacciones donde se observa como una tortuga de mar es atendida por tener plásticos prácticamente clavados en la nariz y es que los animales del mar son los que más afectados se ven. Casi todos los animales que viven ahí se alimentan de plásticos. Desde ballenas hasta las aves lo consumen, incluso algunos de los peces que consumimos tienen en su interior distintos fragmentos de plásticos. Se estima que al año mueren aproximadamente 1 millón de aves y más de 100 mil animales marinos como consecuencia a su consumo de plásticos.

El consumir y producir tantos plásticos conlleva a problemas de reciclaje inimaginables que afectan no sólo a los animales como se suele pensar sino que también afecta la salud de las personas. De acuerdo con información de la página “El plástico mata” las personas desde su nacimiento se encuentran contaminadas con tóxicos que se adquieren por distintos tipos de plástico esto debido a los aditivos que estos contienen y que de acuerdo a distintos estudios se ha demostrado que son peligrosos para la salud humana. Entre los aditivos que se han encontrado en piezas de plástico y que dañan la salud son: bisfenoles, los ftalatos, el cloruro de vinilo, el estireno, los retardadores de llama y los metales pesados.

Algunas de las enfermedades que se encuentran asociadas a los tóxicos que contienen los plásticos son el cáncer en sus distintas formas, problemas de fertilidad como abortos espontáneos y quistes uterinos; deformaciones del pene en niños, hiperactividad, parkinson, autismo, enfermedades cardiovasculares, obesidad y la diabetes.

Por ello, es importante reducir o limitar nuestro consumo de plásticos para empezar a tener una mejor calidad de vida y mejorar la salud ambiental también. Hay que recordar que nuestra salud está condicionada a la del planeta. Si el planeta se muere poco a poco por consecuencia a nosotros como habitantes del mismo nos afecta de igual manera.

 

Manejo del plástico

Uno de los problemas más graves del plástico es que no siempre llega a su lugar de destino y contamina acuíferos e intoxica a la vida que ahí habita.

Pero cuando sí llega a su destino hay distintas formas en que se trata a este derivado del petróleo.

Vertederos: Una vez en el vertedero, la constante exposición a los elementos comienza la descomposición del plástico que puede llevar hasta 1,000 años. No solamente esto, el calor y las reacciones químicas con el resto de la basura en los vertederos puede favorecer la liberación de químicos tóxicos. Idealmente los vertederos cuentan con las medidas necesarias para evitar que estos tóxicos lleguen al subsuelo y contaminen los mantos acuíferos, sin embargo no en todos lados se toman estas precauciones.

Reciclaje: Debido a la gran variedad de plásticos, los procesos de reciclaje no incluye a todos si no que se concentran en unos pocos como el PET, encontrado en botellas de plástico, y el HDPE del que muchas tapas están hechas. Según el Instituto Nacional de Recicladores, solo el 11% de la basura generada en México es reciclada.

 

Monterrey y sus desechos

En el caso de Monterrey, estas problemáticas se replican. Con darnos una rápida vuelta por el centro de la ciudad podemos observar los rastros de basura plástica regadas en las aceras, que nos muestran la cara más obvia del problema del plástico.

Según Campus Sostenible, del Tecnológico de Monterrey, al norte del país el promedio de residuos producidos en un día por persona es de 1 kilogramo y si nos ponemos a pensar en nuestros hábitos de consumo, sabemos que una gran cantidad de ese kilo de basura es de plástico. Estamos demasiado acostumbrados a los productos empaquetados.

Bolsas de plástico, cajas de plástico y toda clase de envoltorios nos rodean en nuestra vida diaria sin que les prestemos atención. Compramos algo, lo desenvolvemos o consumimos lo que contiene y en menos de 10 minutos tiramos el envoltorio plástico.

Es decir, desechamos constantemente productos que nos sirven por máximo 20 minutos, pero que tardan miles de años en biodegradarse naturalmente.

Cada día se recolectan en las zonas habitacionales 5 mil toneladas de basura en Monterrey y otras 3 mil 500 toneladas en las industrias y zonas comerciales comenta Enrique Montenegro, director de Desarrollo de Negocios de Red Ambiental.

En Monterrey, los desechos van a dar al “Sistema Integral para el Manejo Ecológico y Procesamiento de Desechos” o SIMEPRODE.

La misión de SIMEPRODE es “Dar un servicio a la comunidad mediante el acopio, recepción, almacenaje, aprovechamiento, reciclaje, procesamiento, comercialización y la disposición final de residuos sólidos urbanos y de manejo especial, cumpliendo con Leyes, Reglamentos y Normas Ambientales, elevando la calidad de vida de los habitantes de Nuevo León”

En teoría el papel de SIMEPRODE es excelente, pero cuando averiguamos más sobre su funcionamiento descubrimos que está actualmente en crisis y los municipios le deben 400 millones de pesos por sus servicios lo cual podría llevarle a la quiebra.

Esto haría imposible el confinamiento, reciclaje y aprovechamiento de la basura que genera la ciudad de Monterrey.

En SIMEPRODE se intentan separar los desechos que pueden ser reciclados, sin embargo ante la escasez de recursos el organismo no se da abasto y al menos el 70% de la basura que llega a las instalaciones se queda sin revisar en palabras de Ricardo Javier Paez González, director de Simeprode.

Es decir que grandes cantidades de plástico terminan en los vertederos de basura y continúan con el ciclo de contaminación.

Ante esta dificultad para satisfacer las necesidades de la población y el medio ambiente, ha surgido de entre el sector privado el interés por participar en el manejo de residuos.

Ya que al ser en su mayoría plásticos (y otros productos reciclables), el valor estimado de los desechos en Monterrey es de 1,825  millones de pesos al año según reporta El Financiero.

 

Alternativas para el daño de los plásticos

El interés económico en la industria del reciclaje va a la alza como se comentaba, sin embargo, esta medida nunca será suficiente ante el incremento desmedido del consumo.La solución al problema del plástico solo puede nacer de un cambio de paradigmas, de dejar de favorecer la satisfacción inmediata de nuestros deseos en favor del bien colectivo.

Sin embargo, esto no significa que no podamos favorecer alternativas de menor impacto para el planeta. A continuación algunas alternativas para utilizar menos productos plásticos desechables:

1.- Intentar utilizar productos de vidrio: el vidrio es facilmente reciclable y no contiene químicos dañinos, además de que los contenedores de vidrio pueden tener diversos usos como recipientes para almacenar cosas en casa.

2.-Las bolsas de plástico son una de esas cosas que solamente se utilizan una vez, por lo que es preferible utilizar otros materiales como la tela para transportar objetos.

3.- Otra clase de bolsas: A lo largo del mundo, muchos investigadores han estado en búsqueda de plásticos biodegradables que minimicen el impacto ambiental del plástico. Estos incluyen bolsas hechas de masa vegetal, proteína de leche, y otras extrañas fuentes, y la integración de compuestos químicos como el manganesio para promover la rápida degradación de los plásticos tradicionales.

4.- Una de las investigaciones más recientes ha revelado una pequeña bacteria que puede alimentarse de plástico según Scientific American. Científicos japoneses descubrieron que Ideonella sakaiensis puede utilizar el plástico PET como principal fuente de energía por lo que actualmente continúan sus investigaciones sobre esta bacteria.

 

Link a vídeo: https://youtu.be/h3tL-weW06w

 

 

Leave a Reply