Dopaje en el deporte blanco

, , Leave a comment

Por Andrea Paz

Durante la existencia de la actividad deportiva en la vida del ser humano, siempre existe la competencia. Ésta, es un factor sumamente importante para motivar a los deportistas a ser mejores día con día en la actividad que desarrollan; sin embargo, algunos de ellos buscan ser mejores a través de sustancias que los hagan rendir mucho mejor físicamente.

La situación del dopaje en el deporte en general se puede observar desde tiempo atrás, pues desde la antigua Grecia, a los deportistas se les conocía por hacer uso de distintas dietas en las cuales consumían mezclas estimulantes para fortalecer su organismo. Durante el siglo XIX, algunos deportistas de resistencia hacían uso de la cafeína y el alcohol, consumiendo pequeñas dosis de los mismos durante sus carreras y con ello obtener un resultado positivo en la competencia.

Aunque desde un tiempo atrás se conocía sobre estos “trucos” realizados por los profesionales del deporte, fue hasta 1920 cuando esta situación comenzó a regularse de manera continua; no obstante, antes de comenzar con mayores detalles sobre el dopaje, es importante plasmar el significado de dicho término. Para ello, podemos recurrir a la Real Academia Española (RAE) e incluso a la United Nations Education, Scientific, and Cultural Organization (UNESCO), instituciones que dan una definición concreta y correcta sobre el dopaje.

La UNESCO describe el dopaje de la siguiente manera:

“’Dopaje’ se refiere al uso por parte de un deportista de sustancias o métodos prohibidos para progresar en su entrenamiento y mejorar sus resultados deportivos. Cuando hablamos de dopaje solemos pensar en los esteroides, pero también es dopaje el uso por parte de un deportista de   otras sustancias prohibidas (como estimulantes, hormonas, diuréticos, narcóticos y marihuana), el uso de métodos prohibidos (como transfusiones de sangre o dopaje genético) e incluso la negativa a pasar un control         antidopaje o un intento de manipular controles antidopaje. A medida que continúes practicando deporte, te encontrarás con el dopaje cada vez con más    frecuencia: puede que te hagan controles para detectar drogas, que algunos de tus competidores hagan trampas usando drogas y hasta puedes estar tentado a hacerlo tú mismo”. (UNESCO)

Por su parte, la RAE tiene como definición de “dopar”, los siguientes elementos:

“Administrar fármacos o sustancias estimulantes para potenciar artificialmente el rendimiento del organismo, a veces con peligro para la salud”. (RAE)

Tras conocer específicamente lo que significa el hecho de participar en la acción del dopaje, ya podemos adentrarnos un poco más en cómo se ha vivido esta situación en todo tipo de deportes; todo ello para después concentrarnos específicamente en cómo este problema ha afectado de distintas maneras a los mejores tenistas del mundo.

Primeros intentos de control

Al percatarse de que era necesario poner un límite y regulaciones en el uso de las sustancias para obtener un mejor desempeño en los deportes, en 1928, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF), fue la primera Federación Deportiva Internacional en prohibir el dopaje. Tras la decisión de dicha institución, muchas más siguieron los mismos pasos, no obstante, esto no fue suficiente para obtener cambios en esta situación, pues a pesar de que habían regulaciones para el problema, no había ningún tipo de control que vigilara el avance o retroceso del mismo.

Para 1930, esta situación empeoró debido a la invención de las hormonas sintéticas, las cuales se comenzaron a utilizar en demasía para los 50s. En 1960, la muerte del ciclista danés Knud Enemark Jensen durante la competencia en unos Juegos Olímpicos de Roma, aumentó la presión sobre las autoridades deportivas para poner un orden en la cuestión del dopaje, pues en la autopsia de Knud se revelaron rastros de anfetamina.

Finalmente, en 1966, la UCI (Union Cycliste Internationale) y la FIFA (Fédération Internationale de Football Association) fueron las primeras Federaciones Internacionales en aplicar controles de dopaje en sus Campeonatos Mundiales, todo ello en búsqueda de que los reglamentos y las regulaciones se cumplieran debidamente a través de distintos tipos de controles.

Tras estas decisiones, el Comité Olímpico Internacional (COI), creó su comisión Médica y a su vez, la primera lista de sustancias prohibidas en eventos deportivos. Estos reglamentos se llevaron a cabo por primera vez durante los Juegos Olímpicos de Invierno en Grenoble de 1968 y en los Juegos Olímpicos de México en el mismo año.

Para finales de 1970, hubo un aumento de descalificaciones relacionadas con el dopaje, demostrando que los controles empezaban a funcionar.

Dopaje en el tenis

El tenis se ha vuelto uno de los deportes más demandantes tanto mentalmente como físicamente. Los puntos y juegos son mucho más largos en la actualidad, y no se diga nada sobre los partidos de Grand Slam, que muchas veces se llegan a finalizar después de más de cinco horas.

Precisamente porque el tenis es un deporte que requiere muchísima capacidad física, el dopaje hace acto de presencia continuamente en la práctica del mismo, ya sea por el lado masculino o femenino, las sustancias prohibidas que ayudan al mejoramiento de las capacidades físicas, se vuelven cada vez más comunes dentro del deporte de la raqueta.

A pesar de que es un tema recurrente dentro del tenis, jugadores como Andy Murray, consideran que las medidas de precaución y los controles para determinar si alguien consume este tipo de sustancias no es lo suficientemente bueno. Esto se puede observar por medio del ingreso con el que se cuenta para evitar que los malos pasos sigan yendo hacia delante. Aquellos que buscan lidiar con esta situación, reciben únicamente dos millones de dólares al año, mientras que los jugadores se llevan incluso un poco más de eso al ganar un título de Grand Slam.

El escocés y actual número uno del mundo, Andy Murray, menciona que los jugadores podrían apoyar económicamente a todo este proceso para lograr obtener mejores resultados y dar a conocer a todos aquellos jugadores que hagan trampa para conseguir resultados positivos en su juego.

Para conocer más sobre cómo funciona el sistema de dopaje en el tenis, es importante mencionar que la institución a cargo de todo esto es la International Tennis Federation (ITF). Dicha institución se encarga de hacer las pruebas a los tenistas además de brindarles la suspensión debida dependiendo de las sustancias que hayan ingerido.

Además del tenis, otros deportes se han visto afectados por la situación del dopaje; ya sea en atletismo, en basquetbol, futbol, entre otros. Aquí te dejamos unos ejemplos.

 

Leave a Reply