Llevar la montaña en los pulmones

, , Leave a comment

Por Samantha Dalaí

La Zona Metropolitana de Monterrey es una de las regiones más industrializadas de todo México. Esto junto con el alto número de automóviles que circulan por el estado, tienen a Monterrey como la ciudad con peor calidad de aire de toda América Latina.

Durante los últimos meses el Gobierno del Estado ha declarado contingencia ambiental en varias ocasiones debido a la concentración de partículas menores a 10 micrómetros en la atmósfera, aconsejando a la población a exponerse lo menos posible al aire de la ciudad.

La industria de aprovechamiento de recursos minerales es responsable de gran parte de la emisión de partículas menores a 10 micrómetros en la Zona Metropolitana de Monterrey, sin embargo, los esfuerzos por regularla han fallado por años.

Cerro del Topo Chico, Monterrey. Fotografía: Samantha Dalaí

Según el inventario de emisiones de NL del 2013, esta industria genera aproximadamente 33% de las emisiones de partículas atmosféricas menores a 10 micrómetros y 26% de las partículas atmosféricas menores a 2.5 micrómetros.

Otro estudio comprueba la responsabilidad de las pedreras: la investigación realizada por el Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático en conjunto con la Universidad de Ehime, Japón apunta que las principales causas de contaminación ambiental en la ZMM de partículas atmosféricas menores a 2.5 micrómetros son las siguientes:

28% la extracción de minerales, la erosión que esto causa y la re-suspensión de partículas, 24% del uso de combustibles fósiles, 24% de actividad industrial y vehículos automotores, y otro 11% de fuentes móviles e industriales.

En este panorama el gobierno del estado publicó una norma de emergencia en el periódico oficial que establece nuevas condiciones de operación y límites de emisión de partículas para las pedreras. Estas deben permanecer dentro de los siguientes límites de emisiones:

75 microgramos por metro cúbico en promedio durante 24 horas de partículas PM10 y 45 microgramos por metro cúbico en promedio durante 24 horas de PM2.5

Estos son los lineamientos que las pedreras deben seguir para evitar ser clausuradas y deben lograrlo a través de una serie de procesos que se mencionan en la norma oficial, entre estos humedecer sus espacios de trabajo para evitar que se levanten las partículas hacia la atmósfera  y adaptar mecanismos de contención a los lugares de extracción para atrapar las partículas más pequeñas.

A pesar de este esfuerzo por legislar lo que en teoría ya estaba dicho en la ley, no se ven esfuerzos por parte del gobierno para hacer valer la ley. Recordemos que durante el periodo en que salió esta norma, el gobernador del Estado, Jaime Rodríguez ordenó la clausura de 20 pedreras del estado. Sin embargo, el acto fue más bien un espectáculo ya que las pedreras reanudaron sus actividades unos cuantos días después de la orden.

 

Las emisiones y la salud de la población

Según la Organización Mundial de la Salud la contaminación atmosférica causa la muerte prematura de más de 2 millones de personas al año. La exposición continua a los contaminantes atmosféricos (entre los que se incluyen los PM10 y PM2.5) agrava diversas enfermedades respiratorias.

Los estándares según la OMS deben permanecer para PM2.5 en 10 microgramos / metro cúbico (media anual) y 24 microgramos / metro cúbico (media 24 hrs) y para PM10 en 20 microgramos / metro cúbico (media anual) y 50 microgramos ( metro cúbico (media 24 hrs). Sin embargo en la ZMM rara vez se cumplen estos parámetros, y en 2016 solo hubo 88 días con calidad de aire aceptable.

Las enfermedades vinculadas a la contaminación atmosférica incluyen infecciones respiratorias agudas como rinitis alérgica , bronquitis, asma , tos crónica, neumonía, etc. también agrava la aparición de  Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica (EPOC), cáncer, enfermedades autoinmunes, entre muchas otras complicaciones de vivir en situación de estrés para las vías respiratorias.

Según un estudio sobre la correlación entre la frecuencia de enfermedades respiratorias en la ZMM y la contaminación atmosférica, la población más vulnerable son los niños menores a 9 años y las personas mayores de 65. Sin embargo, afecta a toda la población fomentando la aparición de enfermedades crónico-degenerativas, especialmente en las temporadas más frías donde la concentración de partículas aumenta.

Según los datos oficiales, encontrados en los cubos interactivos de la Dirección General de Información en Salud, en el año 2015 (el último con datos de la totalidad del año), 9,999 personas fueron atendidas en Urgencias por afectaciones en las vías respiratorias en la Zona Metropolitana de Monterrey y circundantes con cercanía a pedreras.

Y observando los datos de defunciones a causa de enfermedades respiratorias podemos ver que el problema es grave y la cifra va en aumento. En el año de 1985 murieron a causa de enfermedades respiratorias 1550 personas, para el 2015 la cifra aumentó casi por mil.

Principales causas de muerte por enfermedad en vías respiratorias

Dentro de estas cifras hay una constante, la principal causa son las infecciones respiratorias agudas bajas. ¿Qué son estas infecciones? Son aquellas que afectan las partes más internas de las vías respiratorias.

Uno por esto que las partículas PM2.5 son tan peligrosas. Las partículas menores a 2.5 micrometros (PM2.5) son tan pequeñas que se adentran hasta lo más profundo del sistema respiratorio y afectan el funcionamiento de este pegándose a las membranas internas de alveolos, bronquios y el resto del aparato respiratorio.

Es claro que este problema afecta a toda la población de la Zona Metropolitana de Monterrey, y si bien no hay estudios concretos que prueben la relación entre cercanía a las pedreras y probabilidad de sufrir de una enfermedad respiratoria, podemos intuir que hay una relación.

 

 

 

 

Los vecinos de las pedreras

La amenaza de la contaminación atmosférica por parte de las pedreras es bastante obvia para aquellos que sufren sus estragos día con día.

En la zona de San Jerónimo al poniente de Monterrey, la contaminación es evidente. Las concreteras Holcim, ABC y Quetzal llevan en la zona alrededor de 40 años, y los vecinos apuntan que vivir en la zona les causa malestares crónicos.

Dermatitis, alergias y ojos irritados son algunos de los síntomas que los colonos denuncian como constantes en su vida diaria.

Adrián Álvarez, habitante de San Jerónimo, y activista del grupo Congreso Nacional Ciudadano está involucrado en la lucha de este sector por remover a las pedreras de San Jerónimo. Actualmente miembros de este grupo están en espera de interponer una demanda contra las cementeras para así lograr su remoción.

“Las concreteras de esta área de San Jerónimo están operando sin licencia de uso de suelo y sin permiso de operación” comenta una miembro del CNC “tienen hasta el 15 de julio del año pasado para regularizarse y meter papelería […] claro que ni suspendieron ni cancelaron nada”.

Esta información les fue otorgada por el Director de Ecología de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología de Monterrey, el Ing. Juan Carlos Holguín, quién los atendió cuando fueron a presentar una solicitud de información.

A pesar de que el gobierno asegura en todos los niveles que le preocupa el tema, la voluntad política para actuar es cuestionable.

Este es solo un caso de irregularidades en el cumplimiento de la ley por parte de las pedreras, y tan fácil es mentir y prometer que se hará algo que el Dir. De Ecología Holguín accedió a mentir frente a cámaras y omitir su promesa y “el Bronco” a emitir una norma y no hacerla cumplir.

Es por eso que grupos ciudadanos presionan activamente a las cementeras, realizando plantones frente a las instalaciones y preparando los medios legales para hacer a las cementeras cumplir la ley.

Apelando al derecho humano a la salud y a un medio ambiente sano, miembros del Fraccionamiento Colinas del Valle, pretenden preparar una demanda con dictámenes médicos para mostrar los efectos directos de vivir en cercanía a las cementeras.

 

Fuentes:

Guerra, Griselda. Diagnóstico ambiental en la zona de pedreras de la Sierra de San Miguel, Nuevo León. Tésis UANL. Monterrey, México.1999.

López, Leticia. Estudio del Efecto de la Contaminación Atmosférica sobre la Frecuencia por Enfermedades Respiratorias en el AMM. Tésis ITESM.Monterrey, México. 2002.

Gobierno Constitucional del Estado Libre y Soberano de Nuevo León. Periódico Oficial Tomo 132. Monterrey, México.2016

Dirección General de Información en Salud. Cubos Dinámicos en Defunciones y Servicios Otorgados.Base de Datos. http://www.dgis.salud.gob.mx/contenidos/basesdedatos/BD_Cubos_gobmx.html

 

 

 

Leave a Reply