En busca de salud mental

, , Leave a comment

Por Silke Enkerlin
 
Los alumnos del Tecnológico de Monterrey, sin importar su carrera, llevan una clase introductoria en su primer semestre. En este curso, además de conocer a grandes rasgos la carrera a la que se inscribieron, permite que varios departamentos del campus se presenten y den a conocer sus servicios: entre ellos el departamento de prevención (CAT), el Centro de Vida y Carrera, y el departamento de Asesoría y Consejería.

 

Estudiantes en todo el mundo reportan altos niveles de estrés.
Fotografía por Silke Enkerlin

Este último trata todo lo que tenga que ver con el aspecto emocional de la vida de los alumnos, un tema que ha recibido más atención recientemente después de que a finales del año 2016 se reportara el suicidio de un estudiante en las residencias del campus.

Aunque este fue un caso extraordinario, basta con investigar artículos y noticias recientes sobre universitarios para darse cuenta que cuando hablamos de salud mental, los estudiantes no están en un buen lugar.

En Estados Unidos, la American College Health Association encontró que más del 50% de los estudiantes han sentido “ansiedad abrumadora”, mientras que varias universidades como Swarthmore College y la Universidad de Pennsylvania reportaron que batallaban para abastecer la necesidad de requerimientos de consejería. [1]

Por otro lado, según un reporte del Higher Education Policy Institute (Hepi) en el Reino Unido, publicado en septiembre de 2016, los estudiantes universitarios son menos felices y tienen niveles de ansiedad más altos que el resto de la población [2]. El reporte indica que es estresante vivir lejos del hogar sin acceso a redes de apoyo que pudieron tener allá, mientras deben adaptarse y lidiar con la incertidumbre del futuro. Aunque muchas universidades en este país tienen servicios de apoyo efectivos, el estudio encontró que hay demasiada demanda, pues uno de cada tres estudiantes ha demostrado algún síntoma de depresión.

Aunque estos estudios se ejecutaron en otros países, los resultados que presentan no son muy diferentes a la realidad que viven los estudiantes del Tecnológico de Monterrey que buscan apoyo en Asesoría y Consejería. En una encuesta realizada en línea a alumnos del campus, varios expresaron que sentían que los consejos eran muy básicos y superficiales y el tiempo de espera para recibir una cita demasiado largo.

Resultados de encuestas realizadas a alumnos del Tecnológico de Monterrey.

“Debido al poco personal en el departamento, es muy complicado llevar un seguimiento detallado de cada caso. Dicho esto, sentí que las herramientas y los consejos proporcionados eran demasiado generales y no tan enfocados en mi caso”, comentó David*, un alumno que buscó ayuda en el departamento porque tenía ataques de ansiedad y terminó encontrando ayuda por fuera de la institución.

María*, una estudiante de sexto semestre, describió una muy mala experiencia al llegar en un momento de emergencia: “llegué mientras tenía un ataque de pánico visible (estaba hiperventilando y llorando) y no se me atendió de forma oportuna. Me hicieron esperar y luego pasé a preconsulta donde sólo se me hicieron preguntas generales. Me parece que deberían estar capacitados para atender emergencias psicológicas y no lo están.”

Otros estudiantes indicaron que sintieron las sesiones como insuficientes para sus necesidades, pero que a pesar de eso les sirvió de alguna forma haber buscado asesoría y que estaban satisfechos con el trato por parte del personal.

Las experiencias de los alumnos parecen depender mucho de qué tan específico es el problema por el que buscan ayuda, así como la persona que les asignan para atenderles. Mientras que un alumno aseguró que la psicóloga que lo atendió “siempre fue sumamente amable y siempre estaba dispuesta. Nuestras sesiones eran súper amenas y sentía que su feedback era importante y me ayudaba a resolver las dudas e inquietudes que tenía […] súper ecuánime y muy inteligente”, otra alumna sentía que no les importaba su salud mental, pues la reubicaron a la mitad del proceso con una psicóloga que la confundía con otras alumnas.

Algunos de los puntos en el estudio del Hepi se vuelven relevantes en una entrevista presencial realizada con Guillermo García, alumno de sexto semestre que asistió por seis meses a sesiones de consejería entre su segundo y tercer semestre. Según describe, estaba pasando por lo que llama la crisis del foráneo, “te empieza a caer el veinte de que te toca independizarte, un poquito a la fuerza.”

Resultados de encuestas realizadas a alumnos del Tecnológico de Monterrey.

Buscó ir al departamento por su cuenta, y comenta que lo único malo de su experiencia fue que al llegar asumieron que lo habían mandado de parte del CAT por algún problema; “estuvo medio raro, porque lo primero que me preguntaron a mi y me tocó escuchar una que otra vez que estaba ahí en la parte de recepción, es ‘¿te mandaron por el CAT?’ […] Tiene una connotación negativa que te hace pensar directamente que acudir a Asesoría y Consejería es por consecuencias negativas […] Se me hizo un poquito amargo el comentario.”

Aparte de esa experiencia, afirmó que el tipo de terapia se le acomodaba de manera perfecta, pues estaba consciente de que no le iban a decir qué hacer o cómo resolver sus problemas directamente.

Algo que subrayó mucho fue que el psicólogo que lo atendió le ayudó a resolver un miedo que tenía desde preparatoria, cuando le habían dicho despectivamente que parecía que tenía cierta enfermedad mental.

“No importa las características psicomotrices, psicológicas, psiquiátricas que tengas, no importa si de verdad o no tenemos un trastorno, [el psicólogo] me dejó muy en claro que uno siempre debe estar tranquilo, siempre y cuando uno decida sus intenciones, entonces eso creo que me dejó muy en paz.”

La experiencia de Guillermo fue buena, pero reconoció que mucho tenía que ver con lo que esperaba y con que se adaptó muy bien al estilo de terapia de su psicólogo. Tanto él como otros encuestados hablaron de ir a “terapia”, y esto es algo que subrayó en entrevista la directora de Asesoría y Consejería, Minerva Cardona.

“Podemos llegar a saber cuando estás mal, pero no podemos darte una terapia, porque no somos una institución de salud”, explicó.

La licenciada Cardona entró este semestre a Asesoría y Consejería como directora como parte de un proceso de rediseño en el que juntarán los esfuerzos de este departamento y el de Mejoramiento Académico, que se ocupa más con el área de aprendizaje.

En este tiempo, menciona que ha encontrado que es necesario enfocarse en el crecimiento personal de los alumnos y tener más consciencia sobre temas de diversidad. Afirma que tienen áreas en las que trabajan muy bien y otras que deben mejorar, como el hecho de que deben ser más personas y más eficientes.

“La indicación que le he pedido a la gente […] es que cualquier alumno que venga en este momento diciendo ‘necesito hablar ahorita con alguien’—y el ahorita es importante mencionarlo—por lo menos le vamos a hacer una entrevista.”

La variedad de respuestas sobre el departamento se puede resumir muy claramente en los resultados que arrojó la encuesta sobre si el alumno consideraba que le había servido de algo ir a terapia: un 50% dijo que sí, y el otro 50% dijo que no. A pesar de la insatisfacción que muchos sienten, las experiencias positivas demuestran que el departamento ha logrado impactar de forma positiva a pesar de sus recursos limitados. Asimismo, las experiencias negativas no han pasado desapercibidas, pues aunque no se han resuelto los problemas, se está trabajando para poder atender a los alumnos de la mejor manera posible.

 

* Utilizó un seudónimo por privacidad.

[1] Wang, A. X. (2016). It’s not just college students. Higher education itself is experiencing a mental health crisis. Quartz <https://qz.com/608367/its-not-just-college-students-higher-education-itself-is-experiencing-a-mental-health-crisis/>

[2] Brown, P. (2016) The invisible problem? Improving students’ mental health. HEPI Report 88. <http://www.hepi.ac.uk/wp-content/uploads/2016/09/STRICTLY-EMBARGOED-UNTIL-22-SEPT-Hepi-Report-88-FINAL.pdf>

 

Leave a Reply